Rocódromo Riazor: Vías y grado

Todo usuario del Rocódromo de Riazor, habrá visto que las presas están rodeadas por pegatinas de colores, son vías de diferentes dificultades creadas en su mayor parte por Jacobo, después de comentarle si nos permitía poner una pequeña reseña en la página, no sólo aceptó, si no que él mismo escribió no una reseña, sino un artículo muy completo que reproducimos a continuación. Muchísimas gracias por alegrar nuestras horas de rocódromo, escalarlas es un esfuerzo de titanes, pero diseñarlas, etiquetarlas y probarlas es incluso una tarea más hercúlea.

“¡Hola a todos los que lean esto!!!!!.

Soy el culpable de que haya en Riazor tantas pegatinas, cintas aislantes y demás colorines. Me dijeron que había gente interesada en saber las dificultades de las vías y la explicación de cómo escalarlas. Pues ahí van ciertas pautas o consejos para que pasemos algunos momentos entretenidos.

En general, cada vía puede planificarse/encadenarse/lograrse de tres formas diferentes.

La primera, más fácil , técnica, y muchas veces más bonita, es con pies libres. Es decir, sólo se podrían coger para las manos las presas que tiene cierto color (por ejemplo: cinta aislante roja) y para pies valdrían todos las presas que estimemos oportuno ( sin límite). La dificultad de esta modalidad ronda entre V+ y el 6a+ para casi todas las vías del Rocódromo. Con lo cual, este es una modalidad ideal para calentar, para pasar un rato entretenido, para mejorar la técnica,…

La segunda modalidad consiste en que las manos y los pies están obligados a seguir cierto color de cinta aislante (pies y manos obligados). Valdría coger/agarrarse de todas las presas que tengan cierto color (por ejemplo: verde). Valdría apoyar pies en diedros o manos en aristas, si los hubiera. La dificultad promedio de esta forma de escalar se podría comprender entre el 6a+ y el 6b+. A mi parecer esta es una buena modalidad para trabajar la resistencia.

Y por último, llegamos a la forma más difícil de encadenar una vía. Que es siguiendo un color determinado con manos y pies pero sólo usando las presas que tienen el color elegido (por ejemplo: amarillo) por debajo de cada presa y colocada de forma horizontal. Parece un poco complicado pero si estáis en el Rocódromo o pasáis por allí, veréis que no lo es tanto. Las dificultades aquí pueden encontrarse entre el 6c y el 7b. Es cierto que existen vías de un color con pegatinas horizontales, que pueden rondar el 6a+. Pero no es la tónica general. Está claro que si queremos ponernos a prueba y queremos complicarnos la vida ésta, es la forma idónea. Es obvio que si queremos practicar pasos complicados, trabajar la dificultad, la planificación, caídas,… Deberéis escalar así.

Si este mensaje tiene respuestas, comentarios o interés por parte de los usuarios del rocódromo, intentaré ampliar la información aquí reflejada. Sobre todo, la graduación concreta de cada vía. Valga como adelanto la propuesta de dificultad de las dos travesías que ahora hay en Riazor. Una tiene cinta aislante blanca y la otra cinta de color amarilla y verde. La primera va de derecha a izquierda del plafón y la segunda al contrario. La primera es un poco más fácil que la segunda. Todo esto a confirmar por los escaladores que las logren hacer, si es posible “a vista”. La de color blanco puede rondar el 6c\6c+ y la segunda el 6c+\7a. Sólo las hice una vez, por lo que el grado es orientativo. Seguramente alguien las pueda resolver de forma más sencilla y decote la dificultad. Pero ya nos estamos metiendo en temas pantanosos. Las vías, a mi juicio son muy bonitas (que voy a decir yo), se hacen largas y mantenidas. Pies como siempre, fundamental moverlos bien y ala!!!!!

Ya está bien de tanto rollo. Un saludo y ya me contaréis,…

Jacobo.”

Ps: Sobra decir qué a título personal, agradezco mucho la generosa colaboración de Jacobo, creo que sí existe interés y muy buena acogida de las vías creadas.

También hacer un pequeño hincapié, en caso de ir a blocar, se pueden probar los primeros pasos de cada vía, obviamente respetando siempre la seguridad, no se puede pasar de la primera plancha, pero debo reconocer que los inicios de todas esas vías en mi caso ya son desafío suficiente.